Talleres de coches en Barcelona, el sector automóvil con más demanda en 2016

La industria del automóvil es uno de los sectores de más éxito hoy en día en España. La fabricación de un coche cada 10 segundos (9,7 exactamente) durante el primer semestre de 2016 (con un total de 1 621 017), es una cifra de gran relevancia que habla de un gran momento en evidente alza. Respecto al año 2015, ha habido un crecimiento en producción de 163 300 automóviles, lo que representa un incremento de un 11,2 % respecto al año anterior.

Tras el estallido de la crisis en 2008, todo parecía prever el hundimiento de uno de los sectores más fructíferos del país como es el del automóvil; sin embargo, ha sucedido todo lo contrario. Se ha encontrado en la automoción una vía de escape y de reflote para la economía del país. En esto, mucho tiene que ver Cataluña, que ya en 2014 se había consolidado como el primer productor de vehículos de España, representando ella sola el 23,73 % de la producción total. De hecho, estas cifras siguieron aumentando en el año 2015 y la planta Seat de Barcelona, en concreto, se convirtió en la que más vehículos fabricó de toda España.

Barcelona al frente

Barcelona no solo es referente en cuanto a la producción de automóviles, sino que, como consecuencia de esta tendencia, también lo es en el sector de la reparación y mantenimiento de los mismos. Es decir, Cataluña permanece situada al frente como la comunidad autónoma de mayor actividad en los talleres de coches. Un ejemplo de ello podrían ser empresas como CarKey System, con un claro éxito motivado por su buen hacer en copia de llaves de coche con un mensaje muy claro y contundente, hacer fácil la vida de sus clientes de la forma más rápida y eficaz posible.

Sin embargo, y a pesar de tantos mensajes de positivismo con vistas al futuro, no se trata del crecimiento que todos desearíamos, pues se está mejorando de manera paulatina debido a los enormes problemas contra los que este sector tiene que competir. Uno de ellos es el intrusismo laboral. Todos esos talleres ilegales, clandestinos, compiten de manera desleal perjudicando a un sector de los más importantes y de mayor producción del país.

Pero ese no es el único problema. Con frecuencia, los talleres se ven presionados y forzados por las compañías de seguros en cuanto al pago de facturas por la reparación de los vehículos. Mientras, muchos son los que se quejan del poco margen o maniobrabilidad a la hora de la adquisición de recambios.

Buenas previsiones

En definitiva, la gran mayoría de talleres hablan de una mejora en el sector en los próximos años. Uno de estos aspectos es el aumento en el número de profesionales que se contratan. La demanda de vehículos para reparación exige la contratación de nuevos operarios que puedan llevar a cabo esos trabajos. Esta es, quizás, una de las mejores noticias que se pueden sacar del gran momento del campo del automovilismo, para poder ver así, un futuro lleno de optimismo.