¿Por qué es necesario un traductor cualificado en las escrituras públicas?

Comparte la noticia:

Vivimos en un mundo globalizado, las compañías montan sedes en varios países, y por tanto se requiere de procesos legales para la internacionalización de las empresas.

Si una empresa alemana quiere poner una sede de su empresa en España, deberá solicitar un traductor jurado alemán para el proceso de internacionalización, presentando documentos y escrituras de constitución de la sociedad, acuerdos y estatutos de la empresa, todo ello debidamente legalizado ante notario y traducido por un traductor que tenga el título de traductor Jurado que otorga el Ministerio de Asuntos Exteriores. Solo de esta manera podrá hacerse.

¿Por qué es necesaria la traducción jurada?

La traducción para las escrituras es un asunto muy delicado ya que no se pueden cometer errores al pasarlo del idioma original a la lengua de destino, ya que eso podría paralizar el trámite con el consecuente perjuicio de la empresa impulsora del mismo. Por eso es fundamental recurrir a un buen profesional en el idioma que lo requieras.

¿Cómo conseguir una traducción jurada?

Hoy en días es fácil trabajar online, busca en internet una empresa que cuente con los certificados legales y tras aprobar el presupuesto podrás empezar a mandarle los documentos para que ellos trabajen y te lo vayan mandando por correo electrónico los avances sin necesidad de acudir a la oficina de la empresa.

Una vez terminada te la podrán mandar a la dirección que les indiques y a parte tendrás una copia digital almacenada en tu ordenador por cualquier problema que pudiera surgir.

Asegúrate de que la persona a la que vas a pedir la traducción sea una persona cualificada, hay plataformas en internet de trabajos para freelance donde por un módico precio te podrán hacer trabajos de este tipo, si fuera una simple traducción sin ámbitos legales estaría bien, pero como se requiere legalidad no podrás usar este tipo de plataformas.

Puede que incluso necesites todo un equipo de traductores profesionales para poder gestionar una gran cantidad de documentación empresarial, en ese caso es muy importante que una vez finalizada la traducción puedas pedir que lo revisen una vez más para que todo esté correcto.

Lo más conveniente antes de presentar cantidades grandes de documentos traducidos por varias personas es un revisor ajeno que pueda analizar todo en conjunto desde otro punto de vista una vez que tengas todo el trabajo y a sí percatarse de que todo esté en orden y no haya incongruencias entre un documento de un traductor y otro documento de otro.

No te arriesgues a que por un simple error se paralice todo un proceso que puede llevar a una empresa a perder meses en el proceso de establecerse en otro país con la consiguiente perdida económica que puede implicar.

The following two tabs change content below.