Las claves para aprobar el examen de manipulador de alimentos

Comparte la noticia:

El examen de manipulador de alimentos es el paso imprescindible para conseguir una titulación que te permitirá trabajar en establecimientos y locales en los que se venda o sirva comida. Para aprobar con garantías esta prueba tienes que conocer determinados puntos. En este artículo te damos más información al respecto.

Conseguir el carné de manipulador de alimentos

Para conseguir el carné de manipulador de alimentos, actualmente denominado certificado de manipulación, es imprescindible en primer lugar, seguir un curso en el que te explicarán todos los aspectos que debes conocer.

Posteriormente, realizarás el examen de manipulador de alimentos que validará tus conocimientos y te dará el derecho a tener el carné. Una vez que lo apruebes, podrás conseguir la titulación online, con plena validez para trabajar en cualquier empresa que exija manipular o distribuir alimentación. La principal ventaja es que el proceso es muy rápido si tienes interés.

Si quieres más información acerca de cómo conseguir esta titulación, en este enlace tienes todos los detalles necesarios para que conozcas el temario, precios y procedimiento para conseguir la titulación.

Es importante señalar que, aunque no es difícil realizar el examen, sí hay algunos puntos esenciales para pasar la prueba con garantías. Por cuestiones prácticas, los dividimos en higiene personal, conservación de los alimentos e información sobre alérgenos.

1. Higiene personal

La higiene personal no se limita solo a las cuestiones del aseo sino a aquellas conductas que pueden contaminar los alimentos que se van a cocinar. Por ejemplo, cuanto menos se toquen los alimentos con las manos, mejor.

Otros aspectos fundamentales que se tienen que seguir son no mascar chicle en el trabajo o fumar, así como no llevar anillos si se va a amasar o recoger y tapar el cabello para evitar que caigan pelos.

2. Conservación de los alimentos

Si la higiene personal es importante, conocer cuáles son las pautas de conservación de los alimentos es vital, así como los sistemas de prevención (APPCC). Un hostelero tiene que saber, por ejemplo, que una ensaladilla rusa no puede estar a temperatura ambiente por el peligro que conlleva. Igualmente, conviene saber cuál es la temperatura óptima de refrigeración y los periodos máximos para mantener un alimento en la cámara. Finalmente también es importante saber a qué temperatura hay que cocer los alimentos para eliminar bacterias y virus.

3. Información sobre alérgenos

Las alergias alimentarias son una problemática que ha ganado importancia. Actualmente los restaurantes están obligados por norma a publicar la lista de alérgenos en sus cartas para informar al consumidor.

En consecuencia, es básico conocer este aspecto para evitar problemas y transmitir una información veraz a tus clientes. Si optas por el certificado de nivel alto riesgo, será imprescindible acreditar que has entendido bien este punto.

Conclusión

El examen de manipulador de alimentos es fácil de aprobar, siempre y cuando tengas una cierta constancia y disciplina para interiorizar los conocimientos que exigen. Te animamos a que, si tienes intención de trabajar con algún sector relacionado con la alimentación, saques la titulación sin más demora.