Adiestra a tu perro para que esté más tranquilo en casa

Comparte la noticia:

Tu perro no se calmará por su propia voluntad, si quieres tener un perro que esté tranquilo en casa, debes emplearte en potenciar esa actitud.

Enseñándole esta actitud no solo te beneficiarás tú, sino que también obtendrás un beneficio para tu perro, evitando que sufra estrés o ansiedad.

¿Crees que es difícil adiestrar perros para que estén tranquilos en casa?

Consejos para la calma

Calmarlo sin fomentar actitudes excitantes

Si nuestro perro está alterado en casa, debemos ignorarlo y pedirle que se esté quieto o se tumbe durante un tiempo. También puedes atarlo o encerrarlo en una habitación, permitiéndole salir cuando se haya calmado. Nunca debes acariciarlo para calmarlo pues esto premia su actitud nerviosa y lo excita más.

Refuerza comportamientos adecuados

Cuando se calme por sí mismo, u obedezca tus órdenes, puedes premiarlo, asociará esos comportamientos adecuados a la obtención de un beneficio.

Crea asociaciones

Si quieres que tu perro sea activo en la calle es ahí donde debes jugar con él y en casa potencia las actividades calmadas, asociará la calle como lugar de juegos y la casa como lugar de descanso.

Que haga ejercicio

Salir a jugar o a pasear con frecuencia es importante. Si los paseos que le das son demasiado cortos no serán eficientes para calmar su energía, tienes que dar unos paseos que logren cansarlo para que en casa descanse.

Que esté entretenido

Si conseguimos que el perro esté entretenido dentro de casa podemos evitar que recurra a mordisquear muebles u otros objetos. Ofrecerle, siempre en su sitio, varios juguetes, como podría ser una pelota maciza para mordisquear; ayuda a mantenerlos entretenidos.

Crea un espacio confortable

Enseñar a tu perro a estar tranquilo en un espacio confortable como pudiera ser su cama es mucho más sencillo que cuando lo tratas de hacer en espacios no definidos, como podría ser el suelo.

Enséñale a quedarse solo

Debes prepararlo para que pueda quedarse solo en casa, dejándolo solo durante periodos de tiempo que puedes ir aumentando de manera progresiva y recompensándolo si al volver a casa su comportamiento ha sido tranquilo y adecuado.

Entrena el «quieto» y el «tumbado»

Estas órdenes son las más eficaces para lograr que tu perro esté tranquilo, si lo acostumbras a estar quieto o tumbado en diferentes lugares de la casa este asociará el estar en casa con la tranquilidad.

Entrena y juega con él cuando esté tranquilo

Entrenar o jugar con tu perro cuando esté en un estado de excitación es un grave error, ya que el animal aprenderá que esa es la conducta a seguir.

Comprende la ansiedad de tu perro

Existen conductas de ansiedad que provienen de factores externos, por ejemplo, de ruidos fuertes, como tormentas, petardos, etc. No debes reprender a tu mascota si su ansiedad surge con motivo de factores que no puede controlar. Deberás esperar hasta que se calme y luego podrás recompensarlo.

Si sigues estos consejos…

Deberían servir para que tu perro asocie el hogar como un lugar donde estar tranquilo, reservando sus actitudes más excitantes para el exterior, mejorando la convivencia entre ambos.